Carta a mi madre que falleció

Una madre fallecida, no importa si fue ayer o hace tantos años, duele y llena de muchos sentimientos difíciles de describir. Escribir una carta o tener una carta a tu difunta madre alivia el alma, de modo que veamos algunos ejemplos de cartas para una madre que ha fallecido.

carta a mi madre que murio
Carta a mi madre que falleció

Carta a mi difunta madre:

Madre amada, hoy no estás físicamente conmigo pero sigues muy entro de mi, en mi corazón. Aunque no lo creas aún puedo sentir tu presencia tan latente.

Es triste no poder volver a verte, si hubiese sabido que el ultimo abrazo era el ultimo, nunca te hubiese soltado. A pesar de la tristeza que me inunda mi corazón, siempre te recordare como la madre abnegada que dedico su vida entera por sus hijos, que lo dio todo.

Eres eterna madre, tus enseñanzas perdurarán por siempre. Me reconforta saber que algún día donde sea que estés, volveremos a encontrarnos para nunca más separarnos. Te amo mamá.

Carta de despedida a mi madre que ya falleció:

Madre Santa, has partido al cielo y estás en un lugar mejor, me reconforta pensar en eso. Me rompe el corazón el hecho de saber que ya no tendré más tu presencia física pero se que desde el cielo estarás cuidándome.

Te amo madre, gracias por todo lo que hiciste por mi, desde el día que nací, gracias por todo el sacrificio y amor que me diste, nunca me faltó tu amor. 

Perdóname por todas las veces que no te puse en primer lugar, daría todo por tener la oportunidad de darte un último abrazo. Le hablaré a tus nietos de tu grandeza para que nunca te olviden. Hasta pronto mamá.

Más contenido en: Formato de carta

Leer esta Carta:  Carta de despedida a un amante

Los comentarios están cerrados.