Carta de despedida a un ser querido fallecido

Tener que despedir a un ser querido es muy desolador y triste. Creo que todos hemos pasado por eso. Pero créeme escribir una carta para despedir a ese ser tan querido puede ayudarnos a desahogar esas emociones negativas que llevamos atoradas en nuestra alma. Veamos pues algunos ejemplos de esta carta. 

carta para despedir un ser amado
Carta para despedir un ser amado

Carta para despedir a un ser querido

Querido Juan.

Tu partida nos ha dejado a todos muy tristes y consternados, tu sabes cuando te amaba la familia. 

Y aunque todos sabíamos que esto podía pasar, y que es un proceso que forma parte de la vida, es realmente difícil asimilarlo. Lo único que reconforta es pensar en la idea que ahora estás en un mejor lugar. 

Cuanto hubiese querido saber la ultima vez que te vi, saber que era la ultima, para darte un abrazo fuerte y no soltarte. Siempre fuiste tan especial para mi, y la idea de nunca volver a verte en este mundo terrenal me destroza. 

Todos esos momentos que pasamos juntos, estarán por siempre en mi corazón y en mi memoria, siempre te recordaré con una sonrisa como la persona especial que eres. Descansa en paz Juan. 

Carta de adiós a un ser querido:

Querido Manuel

Has partido al cielo y ahora te conviertes en un ángel que nos vigila y nos cuida desde arriba. Y aunque a idea de saber que ya no estás me pone muy triste, quiero tomar un espacio para agradecer a la vida por darme el regalo de haberte tenido en mi vida; un ser tan especial.

La vida me regaló el privilegio de pasar tantos momentos memorables junto a ti, y también me da el golpe al corazón de verte partir, algo que nunca pensé en experimentar.

De alguna manera, se que estas humildes palabras te llegarán, quiero agradecerte por todo lo bueno, decirte que hiciste un hermoso trabajo aquí en la tierra. Y aunque aquí perdimos un ser de un valor incalculable, en el cielo gozan con ver tu llegada.

Tengo fe que algún día la vida nos volverá a reencontrar, sea donde sea que estés, y podré darte ese abrazo que tanta falta me hace en este momento.

Voy a seguir tu legado, voy a luchar por salir adelante, como hubieses querido. Hasta pronto Manuel, descansa en paz. 

Más contenido en: Formato carta

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top