Carta de despedida a un amante

A veces un amante se nos clava en el corazón, nos involucramos mucho sentimentalmente, cuando eso ocurre muy probablemente la relación empiece a hacernos daños, si eres capaz de verlo, entonces eres consciente que lo mejor es acabar con esa relación, una buena forma de hacerlo es mediante una carta.  Aquí veremos algunos ejemplos de cartas para despedir a un amante.

Carta de despedida a un amante:

Juan.

Por mucho tiempo nos hemos visto para darle rienda suelta a nuestra pasión y devorar nuestra piel, pero como bien sabes, hace mucho que para mi eres algo más que un pasatiempo, aprendí a quererte y me enamore de ti, no se lo que sientas por mi, creo que ni tu mismo lo sabes.

En cualquier caso nuestra relación no tiene futuro más allá de citarnos en una cama para darnos placer y eso empieza a ser frustrante para mi.

Prefiero tomar distancia y alejarme de ti, poner fin a esta relación que para mi empieza a ser toxica. Toma esta carta como mi adiós, espero que seas feliz y la vida tenga cosas buenas preparadas para ti. 

Carta de despedida a un amante hombre

Sebastián

No puedo negarte, que junto a ti pasé grandes momentos de pasión y diversión, momentos bonitos también, sin duda aunque somos amantes, eras especial para mi, te guardo cariño.

Tu bien sabias que éramos amantes y que lo nuestro en cualquier momento podría acabar y creo que ese momento ha llegado. Estoy sintiendo muy mal por mi esposo, ya no quiero seguir engañándolo, de verdad no se lo merece.

Espero puedas entenderme y tomes distancia, creo que es lo mejor para ti  y para mi, discúlpame si te hago daño, pero de verdad nuestra relación no tiene futuro y le estamos haciendo daño a terceras personas, entonces lo mejor es terminarlo aquí.

Te deseo la mejor de las suertes, eres un gran chico y mereces cosas buenas de la vida.

Carta de despedida a un amante casado

Victor,

Te escribo esta carta tristemente como despedida, esto es probablemente lo ultimo que te escribo. en algún momento debo admitirlo fui feliz contigo, y la pase maravillosamente bien contigo siendo tu amante y tu cómplice.

Aunque la pasamos bien, no puedo dejar de pensar en el daño que le estoy haciendo a tu familia. A demás prefiero alejarme antes que sea demasiado tarde. 

En el fondo siempre tuve la esperanza de tener algo serio contigo pero tu nunca vas a dejar tu familia por mi, eso es evidente y aunque así fuera, no funcionaria, nuestra relación no tiene futuro ninguno.

Entonces debo agradecerte por todos los buenos momentos, espero que te vaya bien, que empieces a portarte bien. Espero que podamos tomar distancia.  Un abrazo. 

Más cartas en: Formato Carta

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top